miércoles, 15 de junio de 2011

Niños robots

Estoy anonadada con lo que me platican mis compañeros de trabajo que tienen niños en el kinder. Estoy sorprendida de la enorme cantidad de tareas, estrés, y exámenes y niveles a los que someten a los niños desde muy, muy temprana edad.

Ahora, los niños desde chiquitos están en un sistema educativo. Lactantes I, Lactantes II, Maternal I, Maternal II, y ahí síguele.

En algunos kinders y guarderías tienen un psicólogo, con el cual los niños toman una terapia semanal. El psicólogo los evalúa y manda llamar a los padres de familia, para decirles cosas como: su hijo no tiene habilidad motriz y/o cognitiva, tiene que fortalecerla si quiere que pase a Lactantes II.

No mames....

Desde los dos años, se les dan clases para que aprendan a leer y escribir y a sumar y restar. También los inscriben en competencias como miniolimpiadas, donde los güerquillos corren para llegar a la meta, y al final los premian con medallas.

Les encargan mucha tarea, para que los papás se sienten en las tardes a hacerla con ellos. Les ponen exámenes.

Y todo esto antes de llegar a 1o. de primaria.

Estoy indignadísima con esta mierda de sistema educativo, en donde se somete a tanto estrés al niño. Se le quita el tiempo valioso para jugar. (siendo que este es uno de los derechos de los niños). El niño por medio del juego, aprende a desarrollar habilidades, aprende roles sociales, estimula la creatividad innata.

Se está programando a los niños a aprender lo que los adultos quieren que aprendan. Si un niño tiene habilidades artísticas, éstas se nulifican para que el güerco aprenda matemáticas. Si uno tiene habilidad para estudiar a los animales, se le enseña a que no debe tocarlos y que debe aprender inglés.

Se les atrofia con conocimientos que aún no son aptos. Y no por eso quiero decir que nadie deba estudiar. Eventualmente, el niño o niña tendrá que aprender esos conocimientos. Pero ¿por qué forzarlo desde tan temprana edad?

¿Y por qué someterlo a competencias? Cuando son pequeñitos, todavía no desarrollan la tolerancia a la frustración. Para un niño, el hecho de perder es como si se le cayera el mundo encima, especialmente porque hay padres que vuelcan todo su entusiasmo para que el niño gane y obtenga medallas. Si el niño no cumple con esas expectativas, se trauma. Si no me creen, vean a todos los niños que lloran cuando no ganaron en una competencia.

En fin. Así es Monterrey. No sé si así sea en otras ciudades de la Republica, pero si es así, que
lamentable. Les están atrofiando sus capacidades. Están fabricando puros robots. Puros ladrillos para esta sociedad que se está pudriendo entre sangre y balas.

Yo no tengo hijos, pero yo decidí que yo no voy a inscribirlos en el kinder. Yo los voy a dejar jugar, les voy a leer muchos libros de cuentos, los voy a llevar al parque para que se suban a los columpios y a los resbaladeros, les voy a dar de comer frutas en vez de dulces y papitas, los voy a llevar a que me acompañen al super, al banco, y a todas esos lugares para que vean como trabaja la gente. No los voy a forzar a que aprendan tal o determinada cosa. Los voy a hacer que tengan criterio propio, libertad de pensamiento.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora si que te la volaste pre-juzgando todo sin conocer de por medio nada.

Yo como muchos de mi generación disfrute enormemente de mi niñez y ni por el kinder pase.
Pero ahora siendo papá ves las cosas desde otra perspectiva, en primera ya no es como antes que solo el papá proveía el dinero y la mamá en casa, oh no, las mujeres tienen el mismo derecho de encontrar satisfacción personal y realizarse en su trabajo, además para como están los sueldos si se quiere vivir “comodamente” prácticamente es requisito trabajar los dos.

Mis niños ambos han ido a guardería, no cuento con los clásicos abuelitos de que el día que se enfermen o queramos una tarde libre o un día contemos con ellos, para nada, quieres ser papá, pues éntrale y a rifársela tal cual se debe y que dicho sea de paso es una etapa de la vida maravillosa.

Alguien aquí en mi trabajo decía que el problema con la actual juventud se debe a que los mandan a guarderías desde temprana edad, madres y eso que quien me lo dijo es un psicólogo.

A mi me encanta ver la forma en que mis niños se desenvuelven de una manera tan natural frente a otros niños y adultos sin ser retraídos, miedosos, chiflados o acomplejados, que eso mismo espero que sea parte de su carácter por el resto de sus vidas y no así veo esa forma de ser en niños quienes se la pasan todo el día en casa con una mamá de tiempo completo para ellos, no quiero generalizar pero no he conocido niños que sean más despiertos en su forma de ser en esa condición, quizás los haya.

Mis niños están en un nivel más pequeño que el de kinder y en su respectiva guardería y escuela realizan todo tipo de actividades propias de un niño y aunque los pusieran a jugar carreras, que a caso siendo niños nunca lo hacíamos nosotros y no por ser parte del juego el no ganar uno se frustraba, la verdad ni al caso. Finalmente ellos lo verán siempre como parte de un juego y es una forma natural de en cierta forma fomentar la competencia si, pero a su propio nivel de juego, no a como la ve un adulto.
Los complejos a los niños se los heredamos los mismos padres de eso hay que estar bien consientes.

Aquí lo importante, la escuela no es la responsable jamás de los valores y la educación de los niños, lo es uno, lo que si es cierto es que como padre te sientes en la obligación de buscar la mejor escuela que le puedas brindar dentro de las posibilidades de cada quién.

Y pues eso de que no son aptos para algunas cosas por lo pequeños, la verdad mi niña que apenas acaba de cumplir los 3 años tiene más habilidad que yo para usar el Ipod y mira que yo me dedico a esto de la tecnología, créeme cuando tengas tus hijos te vas a quedar sorprendida de la gran capacidad de aprendizaje que puede llegar a tener un niño valiéndose de ellos mismo.

Y eso de no meterlos a un kinder, pues hasta hace algunos años no era requisito cursarlo para ingresar a la primaria, ahora si lo es, ahí te encargo a ver como le haces ja ja ja.

Lo de darles frutas en lugar de comida chatarra eso si ahí te doy toda la razón hasta la fecha no saben lo que es un refresco (soda como decimos por allá) y ni de chiste se los voy a fomentar.
Lo que si es un hecho, no abuses en la libertad para que hagan lo que quieran las palabras son DISCIPLINA Y RESPETO, luego sino ahí te encargo los dolores de cabeza que te pueden dar de grandes y de esos uuuu tengo cada ejemplo conocido.

Mi padre me recalcaba mucho esto, yo no te puedo heredar ni dinero ni terrenos porque no los tengo, la única herencia que puedo yo ofrecerte es tu estudio y bueno yo a ello a mis hijos le agregaré una cosa más, disciplina por el deporte que mejor les guste, en ese sentido estoy en posibilidades económicas para darles ese apoyo extra.

Bueno hoy si me explaye pero pues yo puedo darte una perfecta visión ahora que soy papá ;)

No opino mucho pero claro que te sigo leyendo.

Cuidate mucho y que tengas un maravilloso viaje, ya que andarás por allá aprovechas y le muerdes una pompa al David real de Miguel Ángel y no al que quitaron de San Peter.

Saludos.
Adn

R dijo...

Gracias por darme tu punto de vista como papá, Adn. Mi intención no fue atacar el aprendizaje de los niños, y concuerdo contigo de que en la actualidad ambos padres tienen que trabajar y dejan el cuidado de sus peques en guarderías y estancias.

Lo que critico yo, es "dirigir" el pensamiento de los niños. Que mi niño aprenda a fuerzas chino mandarín en la guardería (y no lo estoy inventando, por mi casa hay una guardería donde se le imparte chino mandarín), o que desde pequeñitos tengan que aprender a leer y escribir, que ya para la primaria ya tienen que saber eso. Creo que para todo hay un momento.

Creo yo que el sistema educativo actual no está diseñado para desarrollar habilidades, más bien se le mete a los niños una bola de conocimientos a fuerza de memorizar. De hecho, hace tiempo leí una novela que explica muy bien este punto que quiero decirles. Voy a buscarla y transcibir ese fragmento que habla de la educación.

Y sobre no llevar a mis hijos al kinder, pues si, ya se, a fuerzas tengo que llevarlos. A que aprendan futbol, inglés, chino mandarín, computación, karate, ballet, leer, escribir, sumar, restar, y todo antes de entrar a primaria. Uf....... voy a ser entonces de esas mamás que van en su troca llevando a los güercos a cada clase.

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.