miércoles, 23 de mayo de 2012

El novio ideal

Jajaja, este video me dio risa. Las mujeres somos muy complicadas. Queremos todo en un mismo paquete. Desgraciadamente, eso no sucede. Pero sería interesante que los hombres tuvieran un botoncito para activarlos según nuestras necesidades. jajajaja.





En fin, eso me recuerda el comentario de un compañero de trabajo. Según él, está firmemente convencido que las mujeres no queremos a los hombres serios, románticos. Que nomás buscamos al que le guste el pedo, al cabrón que sea el alma de la fiesta. Y que si un hombre se porta romántico, las mujeres se aburren. ¿Será?

Yo lo que más bien pienso es que estamos al revés volteados. Las mujeres que quieren hombres románticos, los buscan donde no deben, en las pedas, en los antros. Se emocionan al ver al pelao macho, que baila bien, el guapo con el que todas quieren, y una vez que ella le pone el ojo, quiere "cambiarlo" y convertirlo en hombre romántico. Y pos no.

Y lo mismo sucede con los hombres. Quieren a la chica romántica, tierna, dulce, y la buscan donde no deben, en las pedas, en los antros. Se entusiasman al ver a la vieja cabrona y puta, facilota, sabrosa, y una vez que le ponen el ojo, quieren "domarla".

Hoy no hay moraleja, chamacos. Mientras no inventen novias o novios a la medida, sólo hay que comprar lo que haya en el mostrador.

3 comentarios:

Jhob dijo...

Tienes algo de razón, yo quiero una novia dulce, romántica, inteligente, tierna. Tuve una novia, y no precisamente la encontré en una peda o algo por el estilo, porque no tomo. Lo que si sucedió fue que yo pense en que podía hacer que cambiara, no domarla. Al principio dije: "Creo que puedo hacer de ella la mujer perfecta, aunque no sea para mi", a esas instancias no me interesaba tanto mi felicidad, me interesaba la de ella, ¡que tontería!, pero llegó el día en el que me di cuenta que a una persona no se le puede cambiar, esa persona puede mejorar si quiere. Mantenemos siempre la misma esencia.

R dijo...

Buen punto ese de que mantenemos la misma esencia.

Y pues sí, el problema es que nos hacemos expectativas acerca de la pareja ideal, y pretendemos cambiar a la persona para que encaje dentro de esas expectativas.

Y sí, hay chicas dulces, románticas y tiernas como dices, yo creo que es cuestión de frecuentar más amistades de ese tipo. Por ejemplo, juntarse con personas que practiquen yoga, alimentación sana, o se interesen en temas de superación personal. Las mujeres que van a esos cursos o lugares generalmente suelen ser personas dulces y pacíficas.

Jhob dijo...

Practicaré yoga y comeré sano. jajaja

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.