lunes, 4 de junio de 2012

Quisiera un mapa

A veces quisiera tener un mapa de mi vida. Conocer los caminos y hacia donde me llevarán estos. Saber en dónde encontraré montañas, y en donde encontraré pastos. Saber si uno me lleva a un acantilado, o a una pradera vasta.

Quisiera saber qué decisiones tomar, y anticipar las consecuencias. Quisiera saber si me conviene conocer a esa persona, o si mejor ignorarla. Si tomar una oportunidad o mejor dejarla. Quisiera saber cuándo renunciar y cuándo perseverar.

Me gustaría no vivir en la incertidumbre, en esa sensación de no saber qué hacer. Tener la certeza hacia dónde caminar segura, y saber si ese camino que tomo me llevará a las metas que tanto anhelo. El trabajo soñado, la pareja soñada, la vida soñada.

Me gustaría tener un mapa, en serio, de lo que será mi vida. Pero no existen. Sólo nos entregan un par de zapatos, para caminar y abrirnos paso entre la maleza.

2 comentarios:

lachica bloggera dijo...

Tal vez el encanto de la vida está en el misterio de no saber hacia donde te llevarán los caminos, yo tambien me siento muchas veces perdida, al borde del abismo, pero siempre encontrarás una mano amiga que se extienda para ayudarte.

R dijo...

Entiendo, que lo fascinante de la vida es no saber qué pasará, pero hay veces que si me siento como que me he equivocado en muchas cosas, y me gustaría ya no cometer errores.

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.