sábado, 27 de julio de 2013

Plagas

Hace unos años, cuando estaba en construcción un centro comercial denominado Céntrika, refunfuñé por varias cosas. En primera, porque destruyeron una casita tipo Chalet de principios de siglo XX, muy bonita y no sé si estaba catalogada como patrimonio cultural o en vías de declararse así. Pero el caso es que arrasaron con ella. En segundo lugar, porque construyeron un fraccionamiento de casas sobre terrenos que se usaban en el pasado como basureros tóxicos. Sucede que en ese predio, existía una planta industrial minera, llamada ASARCO. Esa planta fue clausurada en 1993 por varias irregularidades, entre ellas el confinamiento ilegal y deficiente de 500 mil toneladas de residuos industriales peligrosos, tales como arseniato de calcio, plomo, bismuto, cobre, zinc y cadmio. No obstante, años después se hicieron de la vista gorda y construyeron un fraccionamiento de casas ahí y un centro comercial lo anunciaron con bombo y platillo, "la ciudad dentro de la ciudad". En fin, no me extrañaría si después la gente se enferma de cáncer por vivir ahí...

Pero la última cosa por la que repelé fue porque vi que en lugar de árboles, sembraron en su estacionamiento una planta muy fea, de carrizos largos y plumas en la punta. Habiendo tanta planta tan bonita y se les ocurrió sembrar esos matorrales tan feos...

Bueno, eso fue en el 2006. Después, poco a poco, vi que en otros lugares de Monterrey seguían sembrando esa planta fea. La sembraban en jardines y camellones, como si fuera ornamental.La planta en cuestión se llama Plumero de las Pampas, y hace unos días, en el periódico mencionaron una alerta sobre esta planta, pues en realidad esta especie es exótica e invasora, se reproduce rápidamente y es difícil de erradicar. Daña la calidad de la tierra, tiene potencial de afectar cultivos, en algunos países ya se ha declarado como plaga.

Entonces me pregunto ¿por qué el Municipio y/o la Secretaría de Desarrollo Urbano nunca revisa esto? ¿Por qué permiten que se siembren estas especies invasoras en nuestra ciudad? Si de por sí Monterrey es bien feo, no hay naturaleza, no hay respeto a la ecología, las constructoras y fábricas han arrasado con las especies endémicas como el huizache y el mezquite, la mitad del cerro de la Silla ya fue deforestado para ser urbanizado, varias hectáreas del Parque la Pastora se convertirán en un estadio de fútbol y encima de todo esto, traen plantas con potencial de convertirse en plagas.

Ay gente...




3 comentarios:

Maximiliano R.D. dijo...

Ahora yo digo no...

Si tanto odias a Monterrey... por qué no te vas?

Es lo que yo haría en tu lugar.

Rocío Ramírez Castillo dijo...

Falta de dinero...

Maximiliano dijo...

Nunca pensaste en dejar todo? tu casa, tus amigos, y tu familia?

Yo tuve la suerte de tener una excelente familia. Sin embargo, estoy pensando seriamente en armar una valija e irme de viaje al sur... siento que estoy preso de la sociedad, de mi familia y de todo.

Me gustaría saber qué se siente ser libre...

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.