domingo, 4 de julio de 2010

Reseña de libro y película: Veronika decide morir

El primer libro que leí de Paulo Cohelo fue "Veronika decide morir". Tenía entonces 18 años. La historia captó mi atención, al grado de que no podía soltar el libro. Iba en el camión leyendo, o entre clases leía otro capítulo.

La historia es la siguiente: Veronika es una chica que vive en Eslovenia, un pequeño país Europeo de lo que antes fue Yugoslavia. Tiene un trabajo aburrido, en ocasiones sale con muchachos, pero no se compromete con ninguno. Vive sola en un cuarto de renta, y siente que su vida no tiene sentido, así que un día decide suicidarse. Se toma un frasco de pastillas y mientras espera la muerte, ve en una revista un artículo donde alguien pregunta ¿Donde está Eslovenia? Ella, molesta, redacta una carta indicando donde se encontraba Eslovenia.

Después sufre un paro cardiaco. Despierta y se da cuenta que está en un manicomio. Este lugar es atendido por el dr. Igor, quien es un psiquiatra que emplea métodos poco ortodoxos para curar enfermedades mentales. El dr. Igor le explica a la muchacha que lograron salvarla, pero que su corazón quedó tan dañado que sólo le quedan 5 días de vida.

Verónika se ve obligada a pasar sus últimos días en ese hospital psiquiátrico, conviviendo con los internos. Hace amistad con dos de ellas, con Zedka, una mujer que se había enamorado locamente de un hombre que la abandonó y que ella estaba obsesionada con encontrarlo, al grado de que descuidó a su esposo, a sus hijos y a sí misma, y que ahora estaba internada por depresion. Y Mari, una exitosa abogada que un día simplemente sintió ataques de pánico inexplicables, al grado de que no podía salir de su casa. Por último, Eduard, un guapo joven hijo de unos diplomáticos, que vivía en Brasil, que fue internado por sus padres ahí para que no los avergonzara con sus aspiraciones de convertirse en un pintor de "Visiones del paraíso", y que aparentemente sufría de esquizofrenia.

A lo largo de la trama, Veronika se enfrenta con varias situaciones que la hacen cuestionar sobre el sentido de la vida. ¿Qué es un loco? ¿Los que se niegan a seguir a la mayoría o la mayoria que acepta cosas absurdas? Aprende a vivir el presente con intensidad, a liberarse de prejuicios, a no darle importancia al qué dirán, a dar rienda suelta a su sexualidad y a sus aspiraciones y sobre todo a valorar la vida.

Eso es el libro, ahora la película.

Está protagonizada por Sarah Michelle Gellar, y la trama está totalmente americanizada, al grado de que cambian los nombres de algunos personajes. El dr. Igor es ahora el dr. Blake y Zedka es Claire. La historia se desarrolla no en Eslovenia, sino en Estados Unidos, y el motivo de Veronika por el cual aparentemente se suicida es porque leyó un artículo en una revista de modas que no le gustó. No se profundiza en las historias de los personajes secundarios. Tampoco se profundiza en las enseñanzas que éstos dejan en Veronika, si acaso unas cuantas frases aisladas, que no reflejan el verdadero sentido del libro.

El escenario de la película está muy distante de parecer el sombrío y gris hospital psiquiátrico del libro.

Eliminaron escenas interesantes, como el diálogo que sostienen Eduard y Veronika, cuando escapan del manicomio.

Y lo más importante, se elimina la explicación que da el Dr. Igor a su experimento. Solo dejaron una simple frase.

Se que es dificil emparejar una película con un libro, porque la película siempre queda corta en comparación con el libro. Sin embargo, se los dejo a su opinión. Si quieren ver la historia sin profundizar mucho en la trama, vean la pelicula. Pero si quieren reflexionar, lean el libro.

1 comentario:

ricardomarinaraluce dijo...

Uno de los mejores libros que he leido, lo volbere a leer pues recuerdo que me aporto mucho.
La pelicula no la he visto pero por lo que cuentas no me atraee mucho.

un saludo

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.