sábado, 14 de septiembre de 2013

¿Conocer gente por internet?

Cuando eran mediados de los años 90's fue mi primer contacto con el Internet. Fue por esos años en que hice mi cuenta de hotmail, la cual utilizo todavía.

Me causaba mucha admiración ver cómo podía comunicarme con personas de otros países. Recuerdo que a veces iba al club de informática de la universidad, saliendo de clases, únicamente para conectarme al ICQ o al MIRC. Llegué a platicar con personas de Argentina y de Europa.

Una de las personas con las que llegué a escribirme mucho fue con un hombre de Luxemburgo. Era diez años mayor que yo. Pero antes de que se alarmen, les recuerdo que en aquellos tiempos el panorama era diferente. Con esta persona las pláticas eran 100% blancas. Platicábamos en inglés, lo cual me ayudó a perfeccionar el idioma. Él me comentaba cómo era Luxemburgo, cómo era la vida allá, en qué se divertían los jóvenes, qué lugares turísticos había, cómo era la comida. Recuerdo que el era un fanático del ciclismo y me comentaba sus recorridos en el tour de Francia. Yo por mi parte le hablaba de Monterrey, de México, y de mis pasatiempos. Nuestros mails eran verdaderas cartas de varias páginas, sin ninguna grosería, sin ninguna insinuación sexual. Lamentablemente, al salir de la universidad ya no pude seguir escribiéndole, puesto que yo no tenía computadora ni internet en casa. Cuando retomé el uso de mi cuenta de Hotmail me di cuenta que Hotmail arbitrariamente había borrado todos mis mensajes y mis contactos porque la bandeja de entrada estaba saturada (en aquellos años ese correo era muy primitivo y tenía muy poca capacidad). Así que perdí sus cartas y perdí el contacto.

A lo que quiero llegar es que en aquellos años, Internet era una plataforma segura para conocer gente. ¿Por qué? Porque solamente la gente educada y con cierto nivel económico tenía acceso a ella. En la actualidad ya no es así. Cualquier albañil o trailero tiene acceso a internet. En pocas palabras, ya no es tan fácil encontrar y conocer gente educada a través de este medio, y eso ha provocado mucho peligro. Antes en un chat las conversaciones eran tranquilas, ahora son puras majaderías.

 Envidio a aquellas personas que conocieron su pareja a través de Internet en los años 90's. En realidad fueron afortunadas. Yo por mi parte, dudo en conocer gente a través de esos medios. Ya no es igual. Está muy sexualizado. Antes en Internet era un medio para abrir tus sentimientos sin inhibiciones. Ahora se reduce a juegos de cámaras.

No obstante, he conocido a dos o tres personas gracias al blog, y afortunadamente resultaron ser buenas personas con las que mantengo amistad a la fecha.

Yo creo que los tips para identificar buenas personas por Internet son los siguientes: en primer lugar, la calidad de la conversación. Si es un buen(a) conversador(a) o si tiene algun blog donde toque de temas profundos, sin majaderías, creo que eso habla muy bien de la persona. En segundo lugar, la buena ortografía. Sí, quizá les cause extrañeza que mencione la ortografía, pero me he dado cuenta que  una buena ortografía denota que se trata de una persona educada, culta y madura. Tan solo observen su facebook. Los contactos que son egresados de universidades, mayores de veinticinco años, tienen buena ortografía. El resto, o son chamacos o son gente que muy apenas terminó la secundaria o la prepa y que por su bajo nivel de educación son más propensos a reaccionar visceralmente.

Claro que esto no es la receta mágica para conocer personas por internet. Hay que tomarse muchas precauciones, pero al menos estos dos puntos pueden ayudar, pienso yo.

 

1 comentario:

Leper Messiah dijo...

Estoy de acuerdo con vos. Yo también soy de la generación que descubrió Internet en los 90´s en plena adolescencia. Y me pasó como a vos, yo conocí dos o tres personas, una chica de La Plata, Argentina, que incluso llegamos a mandarnos cartas! (si! cartas!) y un par que oficiábamos de moderadores de una sala de chat a través de IRCap. Y era todo más inocente, realmente fueron amistades, nada de sexo o similar. Ya no entro a chats, he dejado mi FB, no me interesan las redes sociales de hoy, sólo mantengo mi blog, creo que es el último refugio de los que pensamos así.

Publicar un comentario

El blog se alimenta de los comentarios de los lectores. Dale de comer.